Rhus Coriaria. © Antonio Goñi

Rhus Coriaria, ©Antonio Goñi

Rhus coriaria, el arbusto

Rhus Coriaria, el arbusto, que hoy encontramos asilvestrado en laderas y límites de algunas fincas por Estella-Lizarra, fue importado en el medievo, por lo que se cree, para fines curtidores. Procedente de la zona de Oriente Medio, hoy en día abunda en las zonas mediterráneas, Sicilia, Turquía, Irán, Líbano…

Sus hojas, que alcanzan a finales de octubre su máximo explendor fueron utilizadas como tinte natural por su color rojizo tan espectacular. Sus frutos, pequeñas bolitas en rácimo, maduras y rojas, después de secarse y deshacerse, se convierten en especias aromáticas.

https://rhusbeer.com/wp-content/uploads/dd025a_0fbea99db56a4fe6898b7ef2d9858b4dmv2.png

Sumac, la especia

El sumac tiene un sabor agrio, ligeramente afrutado y es comúnmente utilizado en la cocina árabe. El polvo de color marrón rojizo se puede usar en lugar de zumo de limón para darle al plato un sabor distinto y ligeramente ácido. No solo es conocido por su característico olor y sabor, sino también por su salud.

Fuente imagen:  https://lacebollafrita.wordpress.com/2015/01/16/ensalada-de-col-rojo-nuez-feta-y-eneledo-con-salsa-de-granda-y-sumac/

El zumaque en gastronomía

Sumac en la cocina

El sumac comestible crece en el sur de Italia, los países árabes y el Medio Oriente, así como en Turquía. No debe confundirse con el Zumaque Venenoso.
Es uno de los productos básicos en la cocina libanesa, siria e iraní. La especia va bien con aves de corral, pescado, cordero y ternera, también con platos a base de verduras. Vale la pena agregar a las sopas, platos con lentejas, arroz, ensaladas. Ideal como sustituto del limón en muchas recetas.
El zumaque es también uno de los componentes de la mezcla de especias árabes llamada zataar, que se utiliza para marinar, con verduras a la plancha, y como condimento y saborizante del hummus o el pan. Para hacer la mezcla zataar hay que mezclar el zumaque con semillas de sésamo, sal y hierbas secas, como el tomillo,  orégano o albahaca.

Si quieres conocer recetas para poner en práctica el uso de zumaque en la cocina aquí te dejamos algunos libros:

Propiedades del zumaque

El sumac, fuente de antioxidantes

Los investigadores de Turquía tomaron un sumac, que se usa comúnmente en su cocina. Resultó que la especia tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes más fuertes que muchas frutas y verduras. Las frutas intensamente rojas contienen vitamina C y otras sustancias naturales que son potentes antioxidantes. Pueden protegerse contra enfermedades y luchar contra los radicales libres responsables del desarrollo de muchas enfermedades graves (incluyendo cáncer, diabetes y problemas cardíacos).

Para problemas digestivos

En el Medio Oriente, para ayudar con trastornos digestivos toman una bebida basada en esta planta. Sus propiedades antibacterianas y antiinflamatorias ayudan con el dolor abdominal, la indigestión, las náuseas y la diarrea. El sumac mejora los procesos digestivos, apoya la función del hígado y elimina la incomodidad después de comer una comida demasiado abundante. Al agregarlo a los platos, podemos prevenir la hinchazón y la acumulación excesiva de gases. En los países árabes donde hay disponibles bayas frescas, se hierve con agua y se usa como un remedio natural para problemas digestivos.

Para eliminar bacterias y hongos

Durante la investigación en la Universidad de Medicina en Teherán, resultó que el zumaque tiene propiedades antibacterianas muy fuertes. La especia también destruye la salmonella responsable de la intoxicación alimentaria. Los investigadores dicen que una mezcla de agua y esta especia es una buena manera de deshacerse de las bacterias que tienen las verduras y frutas en la superficie; simplemente lave los productos frescos con la solución y olvídese de los gérmenes. A su vez, los expertos alemanes han logrado demostrar que destruye hongos que a menudo causan infecciones pulmonares e infecciones del tracto respiratorio. En los países árabes, también se usa para tratar otras infecciones: alivia los síntomas del resfriado común y reduce la fiebre.

Para diabéticos

El sumac es recomendable en la dieta de las personas que sufren de diabetes. Durante el experimento en la Universidad Médica de Teherán, los pacientes recibieron una porción del sumac diariamente. Después de tres meses, tenían niveles más bajos de azúcar en la sangre que el grupo de control que no tomaron ninguna especia. Los investigadores también observaron otro beneficio de la ingesta regular de este fruto: los sujetos de prueba tenían niveles más bajos de colesterol en la sangre.